Un grupo de científicos de la Universidad neoyorquina de Rochester (Estados Unidos) han conseguido crear un eficaz y novedoso método de ocultar objetos a la vista de las personas: la primera capa de invisibilidad de tal manera que los objetos visibles desaparecen de la vista sin necesidad de articular el conocido “abracadabra”.

InvisibleQuizá, en alguna ocasión, ha deseado poseer la capa que permite al protagonista de los libros de J. K. Rowling, Harry Potter, convertirse en invisible. Pues bien, tras muchos años de investigación e intentos fallidos, el profesor de física de dicha Universidad, John Howell, junto con el estudiante Joseph Choi, han conseguido desarrollar este invento al que han denominado la ‘capa de Rochester’, en honor al centro en el que trabajan.

Este revolucionario invento consta de cuatro lentes estándar que logran que el objeto quede oculto a la vista a pesar de que el observador se mueva de ángulo o de distancia. La mayor dificultad que encontraron los científicos fue la de determinar qué tipo de lente y a qué distancia exacta tenían que estar separadas cada una de ellas para lograr el efecto deseado.

Proyectos anteriores habían conseguido hacer desaparecer un objeto pero sólo si se miraba en línea recta a la ubicación de las lentes. Sin embargo, tal ha sido el éxito en este caso que la capa de Rochester llega a hacer desaparecer por completo un objeto hasta del tamaño de una persona.

Capa de invisibilidadAdemás de que la capa puede usarse mirando desde ángulos diferentes, los investigadores también han conseguido superar un hándicap más. Anteriormente, el fondo de los objetos que se pretendían ocultar se veía distorsionado. Con este descubrimiento, publicado en la revista Optics Express, los objetos se vuelven invisibles sin que el fondo cambie.

La prueba definitiva fue la de testar el artefacto con un objeto en frente de un fondo de red. Al visualizar el objeto a través de las lentes que componen el dispositivo y cambiar el ángulo de visión, la red cambiaba como si el invento de invisibilidad no estuviera allí.

Este es el primer dispositivo conocido con el que se pueden ocultar objetos en tres dimensiones vistos desde distintos ángulos y en el espectro visible”, valora el coautor del estudio, Joseph Choi. Por su parte, Howell ha explicado que cayó en esta idea cuando trabajaba con sus hijos “en un proyecto de ciencias durante las vacaciones”.

Además, la configuración de la capa de Rochester es tan sencilla que cualquier persona podría hacerla, siendo su coste bastante asequible ya que puede ser construido por menos de 80 euros.Invisibilidad

Esta tecnología, que puede emplearse en varios campos además del militar, aporta un conocimiento teórico considerable que puede permitir el desarrollo de otras ciencias y técnicas útiles.

Leave a Reply